¿Qué es más sano, dormir por el día o por la noche?

Como ya sabrás, si no duermes lo suficiente, tu cerebro, corazón y sistema inmunológico se ven afectados negativamente. Sin embargo, quizás te haya asaltado una pregunta mientras intentabas hacer un hueco en tu día a día para poder dormir esas 7-8 horas que recomiendan todos los médicos: ¿dormir por la noche es igual de beneficioso que dormir durante el día?

Existen un montón de factores a tener en cuenta antes de poder llegar a una respuesta definitiva para esa pregunta. Es necesario por ejemplo prestar atención al ambiente que nos rodea cuando dormimos. Puede llegar a ser realmente difícil conciliar el sueño durante el día si el resto de personas desarrollan su vida cotidiana con normalidad con los ruidos que eso conlleva.

Entonces, ¿qué momento del día es más propicio para dormir?

Relación entre la luz y el reloj biológico

Quizás uno de los problemas más difíciles de solventar si cambiamos drásticamente el horario de sueño sea acostumbrar a nuestro reloj biológico. Por supuesto, con el tiempo cualquier persona se acostumbra a dormir durante el día en lugar de dormir por la noche, pero acostumbrar a nuestro cuerpo a un nuevo hábito de descanso siempre resulta complicado.

Nuestro reloj biológico es el que dictamina a nuestro cerebro si es hora de despertarnos o de dormirnos y depende de la luz y de la oscuridad. Tan sensible es nuestro reloj interno que algo tan simple como la luz que emite nuestros teléfonos móviles podría alterarlo, según afirman los expertos.

Si vamos a dormir durante el día será importante que nos aseguremos de hacerlo en una habitación que esté completamente a oscuras. Además, también deberíamos evitar situarnos en lugares donde hayan ruidos ambientales de forma habitual.

Lo más importante quizás sea que, dejando aun lado que la calidad del sueño durante el día seguramente sea menor debido a todas las trabas que debemos superar, existe una pieza clave para el bienestar de nuestro cuerpo: la melatonina.

La melatonina y su relación con el cáncer

La melanina es una hormona producida en el cerebro, más exactamente por la glándula pineal. Los expertos afirman que el papel de la melatonina es el de regular la producción de otras hormonas del cuerpo; sin embargo, la función más conocida es la de regular nuestro ciclo del sueño.

Un aumento de la melatonina promueve la somnolencia, mientras que la ausencia de la misma hace que permanezcamos despiertos. Durante el día, cuando hay suficiente luz solar, la producción de melatonina del cuerpo disminuye para que podamos estar alerta. Por el contrario, cuando llega la noche, nuestro cerebro va segregándola a medida que oscurece para ayudarnos a dormir.

El verdadero impacto negativo sobre nuestro cuerpo aparece cuando se contempla un posible vínculo entre la escasa producción de melatonina y la aparición de cáncer. Al parecer, diversos profesionales médicos afirman que la melatonina también ayuda a suprimir el crecimiento de tumores.

En 1987, un profesor y epidemiólogo de cáncer publicó un artículo que relacionaba un aumento del riesgo de sufrir cáncer de mama con trabajar en turnos de noche debido a que una mayor exposición a luz artificial repercutía en la producción natural de melatonina de nuestro cuerpo. Por otra parte, otros estudios también sugieren de que los hombres que trabajan por la noche muestran una mayor tasa de cáncer de próstata.

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Prefieres dormir de noche o de día?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Healthdigezt
Imagen de portada: María Pérez para Rolloid
loading...

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*