DASH: Expertos en nutrición eligen la dieta perfecta de 2017

La concepción que tenemos acerca de la dieta está experimentando un cambio importante. Cada vez vemos a las dietas como una forma de mantenernos sanos y llevar un estilo de vida saludable en lugar de como un método de perder peso rápidamente.

Con el objetivo de conseguir que las personas elijan y mantengan una dieta saludable y equilibrada durante años en lugar de semanas, algunos nutricionistas han programado 38 planes de alimentación que se amoldan a cualquier personas o estilo de vida.

El listado de dietas valora diferentes aspectos como puede ser la facilidad que supondría seguirla, los efectos que tendrían en relación con la pérdida de peso (a corto y largo plazo), valores nutricionales y seguridad  o efectividad a la hora de prevenir enfermedades como la diabetes.

Tras realizar la lista, parece que no ha habido ninguna novedad ya que por séptima vez consecutiva, la dieta DASH se ha proclamado ganadora.

La dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), es una dieta adecuada para las personas que padecen de hipertensión arterial o prehipertensión, debido a que tiende a disminuirla sin necesidad de medicamentos. Este tipo de dieta es muy segura para cualquier individuo. Aquellas personas que tengan la presión arterial anormalmente alta podrán experimentar una bajada de 8-14 puntos solo siguiendo la dieta.

¿Cómo seguir una dieta DASH?

Uno de los factores más característicos de dieta DASH es que limita la cantidad de sodio que consumimos. Dado que muchos alimentos congelados y pre-cocinados contienen cantidades ingentes de sal, la dieta DASH opta por un consumo de productos frescos y proteínas magras como el pescado o las aves de corral. La dieta también incluye una gran cantidad de granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y legumbres.

Un posible ejemplo de esta dieta podría ser: comer una tortilla con verduras y queso bajo en grasa para el desayuno, una sopa minestrone para el almuerzo, un yogur bajo en grasa como merienda y espagueti con salsa de carne para la cena.

Lo mejor de todo es que con todas las frutas y verduras repletas de fibras de la dieta DASH, no te quedarás con hambre.

La dieta no lo es todo

Por lo general, si deseas eliminar algunos kilos de más, deberás acompañar la dieta con algo de ejercicio de forma regular, incluso si optas por la mejor dieta del mundo.

En un estudio de 2010, los investigadores asignaron a 144 adultos con sobrepeso una dieta de tres posibles: la dieta DASH, la dieta DASH más ejercicio y una dieta de control en la que el participante mantenía sus hábitos alimenticios normales.

Después de cuatro meses, las personas que siguieron la dieta DASH y además realizaron ejercicio perdieron un promedio de 9 kilos. Los otros dos grupos perdieron poco o nada de peso.

¿Cómo empezar?

A pesar de sus numerosos beneficios, cambiar nuestros hábitos alimenticios de forma repentina por la dieta DASH puede ser difícil, lo más recomendable en estos casos es introducirse poco a poco en la dieta para que nuestro organismo se vaya acostumbrando y no se canse de ella a las pocas semanas.

Es también necesario cierta fuerza de voluntad, ya que tendremos que dar de lado a todas las cosas que nos gustan. La carne roja, el azúcar o la sal son la piedra angular de la dieta de muchas personas pero que a partir de ahora deberemos evitar. Realizar cambios tan drásticos llevará tiempo y necesitará mucha dedicación.

Otra de las grandes desventajas de esta dieta es que se necesita mucho tiempo para preparar los platos. Si no disponemos de mucho tiempo o no tengamos la posibilidad de cocinar con cierta facilidad, entonces quizás esta dieta no sea la adecuada para ti.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Iflscience, Businessinsider
Imagen de portada: María Pérez para Rolloid

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*